Economía circular - Transición sostenible

[Artículo original de Granel a Tu Casa, nuestra empresa hermana]


Cada vez más, la sostenibilidad está en boca de todos; pero, ¿sabemos lo que de verdad quiere decir? ¿tenemos ideas viables para hacerla realidad?


En este artículo exponemos un pilar vital para desarrollar sistemas sostenibles, que ya está sirviendo como conductor de nuevas iniciativas y objetivos internacionales, dando lugar a nuevas formas de consumir y nuevos modelos de negocio: la circularidad (o economía circular). No, tranquil@, no tiene nada que ver con ideologías políticas.


Un poquito de contexto

Una imagen vale más que mil palabras... Y podríamos reunir miles de imágenes como esta. Ya situados, doy por hecho que somos todos conscientes de la gravedad de este problema: los residuos que generamos en nuestro día a día, resultantes de nuestro sistema linear. Si quieres un poco más de info, este corto te puede ayudar



¿Por qué esto no es compatible con la naturaleza?

Economía linear


El mundo natural en el que vivimos, no es capaz de generar desechos que no se biodegraden. Es decir que, en realidad, no existe la basura en la naturaleza. Al menos, no la basura "inútil". ¿Cómo es esto posible? En un ecosistema, todo lo que no sirve, se biodegrada y contribuye a otra función, a la creación de algo nuevo. Los recursos están en constante circulación y renovación. En este sentido, la naturaleza es un ciclo cerrado (circular) extremadamente eficiente. Así que, si queremos crear sistemas humanos verdaderamente sostenibles, deben funcionar en sintonía con esta dinámica. De ahí el surgimiento del concepto economóa circular.

Economía circular: ciclo cerrado. La naturaleza se regenera y cumple sus funciones



¿En qué consiste la economía circular?


Se podría resumir de la siguiente manera: mantenener los productos (o materias primas) en el mercado el mayor tiempo posible. Esto, a su vez, reduce el consumo de energía, la extracción de recursos naturales y la generación de residuos. Lo cierto es que ya conocemos varios ejemplos de esto:

  • Segunda mano: lleva existiendo toda la vida, aunque, en los últimos años, ha retomando fuerza con plataformas que permiten y fomentan la venta de artículos de segunda mano

  • Reciclaje: también lleva existiendo mucho tiempo y es una industria en auge ¡Una apuesta segura y positiva para inversores! El principal y desconocido problema con este proceso es que el plástico sólo se puede reciclar de 1 a 5 veces máximo (siendo más común 1 ó 2 veces). Con lo cual, por mucho que reciclemos este material, tiene los días contados para acabar fuera del ciclo. Algo similar pasa con el papel, aunque este suele tener más capacidad de reciclaje y no supone un gran problema cuando acaba fuera del ciclo. El metal y cristal se pueden reciclar sin fin.

  • Reparación: algo cada vez más difícil de hacer con muchos productos, tanto por su dificultad incorporada (vease obsolescencia) como por la falta de savoir faire.

El verdadero reto—y necesario objetivo—de la transición hacia sistemas más sostenibles, no sólo se halla en expandir las tres actividades previamente mencionadas, sino en crear productos y modelos que las hagan posibles, o faciliten. Esta es la premisa para la economía circular. Hoy en día, la mayoría de los productos no incorporan esta cualidad en su diseño, lo cual dificulta enormemente la tarea de reciclaje o reparación, hasta el punto de hacerlas económicamente inviables.



En la vida real


Todos hemos escuchado la frase: "no merece la pena, te sale mejor comprarte otro". Esto suele ocurrir con electrodomésticos, automóviles, teléfonos móviles, ordenadores... Y todo principiante piensa: "¿¡Cómo es eso posible!?". Es posible porque los productos no están diseñados para ser reparados. En algunos casos, más bien al contrario (quizá lo lleves en el bolsillo). Por consiguiente, la mano de obra para realizar estas tareas se tiene que volver muy especializada y es cada vez más costosa.

Por ejemplo, en una tienda local de reparación, me informaba la dueña de que no son capaces de reparar la nueva versión del MacBook Air. Esto podría cambiar facilmente si los productos tuvieran incorporados la durabilidad y necesidad de reparación en su diseño.


Un gran ejemplo a seguir en este sentido es el Fairphone, un smartphone diseñado para durar y repararse fácilmente (imagen).


Cuando los empresarios sigamos este ejemplo, y los consumidores apoyemos estas iniciativas, la instauración de una economía más circular y menos contaminante sucederá sola. Esto, a su vez, fomentará el crecimiento y desarrollo de mano de obra y nuevas tecnologías en los sectores de la reparación y reciclaje, convirtiendo la sociedad sostenible y libre de desechos en una realidad viable y eficiente.


Nuestra iniciativa, Granel a tu casa, es otro ejemplo de cómo crear un modelo de negocio circular y sostenible: un servicio a domicilio de alimentos ecológicos y a granel. Eliminamos los envases de un solo uso (menos intermediarios), lo cual, además, nos permite proveer un producto más fresco, saludable y por menos precio (aprende más aquí). Debido a la necesidad inminente, creemos firmemente que las opciones sostenibles deberían ser asequibles y no exóticas y exclusivas. Queremos, y debemos, normalizar la sostenibilidad.


¿Te apuntas?




ANEXO: contexto regulatorio nacional e internacional

C

[Me gustaría acabar haciendo mención a la Estrategia Europea para la Economía Circular, de la que hablaremos más en el futuro. El plan de acción para la economía circular tiene por objetivo la circularidad de la economía, manteniendo los productos en el mercado el mayor tiempo posible, haciéndolos más duraderos, reutilizables, actualizables y reparables. Entre otras:

  • Directiva (UE) 2018/852, de 30 de mayo de 2018 relativa a los envases y residuos de envases, según el plan de acción de economía circular para la prevención de generación de residuos a través de la reutilización, el reciclado y la valorización de estos.

  • Directiva (UE) 2019/904 y el Real Decreto 293/2018 relativos a la reducción de envases de plástico en concreto.

  • En el marco Nacional: “España Circular 2030”]

1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo