Las plagas del huerto y sus soluciones ecológicas

En el artículo anterior, hemos tratado la importancia de la prevención, las defensas naturales de las plantas y algunas claves para hacer que estas estén más activas.

Dicho esto, a veces las plagas se anticipan y no nos queda más remedio que actuar directamente sobre ellas por medio de insecticidas o fungicidas ecológicos.


Recomiendo altamente acompañar la aplicación de estos productos con fertilizantes naturales usando la lógica aportada en el artículo anterior, ya que esto solucionará el problema desde la raíz y si acertamos y persistimos, los problemas de plagas disminuirán por sí solos. Si únicamente tratamos los síntomas, no observaremos mejoras, tendremos cosechas de menor calidad y dependeremos de los mismos productos eternamente.


A continuación, te doy una lista de las plagas más comunes y remedios eficaces para mantenerlas a ralla. Por supuesto, esta no es una lista completa de todas las plagas, pero si de las más comunes con diferencia. La información esta basada en mi experiencia y la de otras personas dedicadas al mundo de la agricultura urbana.


[Ya que casi todos los remedios se aplican con espray o pulverizador, te dejo este corto para que te familiarices con la pulverización y un par de consejos para aplicar el extracto de cola de caballo en concreto.]



Pulgón

Una de las plagas más comunes del huerto de verano que afecta a casi todas las plantas. Las hormigas cultivan pulgones a modo de ganadería (y los defienden), ya que se alimentan de la savia que segregan, así que si vemos hormigas rondando los pulgones, ya sabemos que hay que actuar rápido o empezarán a reproducirse con rapidez. Si vives en una zona con algo de naturaleza al rededor, es perfectamente posible que aparezcan las mariquitas, depredadores naturales del pulgón, y solucionen el problema mientras se pegan un festín.


Los pulgones chupan la savia de la planta debilitándola, y abriendo pequeñas heridas que dan lugar a otro tipo invasiones


Remedios:

  • Tierra de diatomeas: diluida en agua a 4 cucharadas por litro y aplicada con un bote de espray o pulverizador (de buena calidad, o se atascará). La planta quedará impregnada de la tierra de diatomeas. Funciona por contacto directo así que hay que asegurarse de cubrir bien toda la zona donde están asentados los pulgones. Pueden hacer falta dos, tres o como mucho cuatro aplicaciones.

  • Extracto de hiedra (más casero)

  • Jabón potásico: usar preferiblemente como ultimo recurso ya que es un insecticida muy fuerte y afectará en cierta medida a los insectos beneficiosos y microbiología del suelo. Seguir las instrucciones indicadas en el envase


Orugas

En ocasiones pueden ser muy vistosas, pero en general son difíciles de ver, ya que se les da bien camuflarse y a veces se esconden en sus telas cuidadosamente tejidas en la hendidura de alguna hoja. Hacen agujeros en las hojas, parecido a las babosas y caracoles


Remedios:

  • A mano: En mi experiencia, retirarlas a mano ha sido suficiente en huertos caseros. Es fácil separarlas de la planta con un guante, agitando y/o metiendolas en una bolsa que se puede levar a un lugar lejano en la naturaleza

  • APICHI (más casero): recomiendo seguir estos pasos, ya que es importante elaborarlo bien para no dañar a las plantas. Es casero pero muy potente.

  • Este insecticida, aunque no está indicado especialmente para orugas, es efectivo para eliminar esta plaga. Como con el jabón potásico, recomiendo usar esto como último recurso, ya que tiene un efecto muy fuerte y aunque sea ecológico, no es inocuo para la fauna auxiliar


Mosca blanca

Se suelen situar en el envés de las hojas. Su tamaño diminuto, las hace muy difíciles de detectar, por lo que nos solemos dar cuenta de su presencia cuando ya es demasiado tarde. Además, son particularmente difíciles de eliminar cuando ya están bien establecidas. Por todo esto, la prevención para esta plaga es particularmente importante. Si la tenemos un año, es buena idea aplicar un remedio preventivo al año siguiente.


La mosca blanca, como el pulgón, chupa la savia de las plantas, inhibiendo su crecimiento y abriendo paso a otras plagas fúngicas como la roya negra, que se asientan en las heridas dejadas por la mosca blanca.


Remedios:

  • Como preventivo, pueden ser útiles tanto el purín de ortiga como el extracto de hiedra. El purín de ortiga, a su vez, fertiliza y fortalece la planta. Se pueden aplicar en espray cada 7-10 días.

  • APICHI (remedio casero): recomiendo seguir estos pasos, ya que es importante elaborarlo bien para no dañar a las plantas. Es casero pero muy potente.

  • Jabón potásico: usar preferiblemente como ultimo recurso ya que es un insecticida muy fuerte y afectará en cierta medida a los insectos beneficiosos y microbiología del suelo. Seguir las instrucciones indicadas en el envase.

  • En combinación con el jabón potásico, es popular el uso del aceite de karanja para ayudar a fortalecer las defensas de la planta. Lo cierto es que todo fertilizante líquido, en particular aquellos ricos en molibdeno, boro, magnesio y azufre, le aportarán lo necesario a la planta para ayudarla a fortalecer sus defensas naturales ante la mayoría de insectos

Araña roja

Quizá sea una de las más difíciles de identificar, por su tamaño milimétrico. Nos solemos dar cuenta de su presencia una vez vemos sus telas (segunda foto). En este punto, suele ser demasiado tarde, y esto engaña, porque por su pequeño tamaño y lo delicadas que son sus telas, es difícil imaginar el daño que en realidad causan. Seguramente una de las plagas más difíciles.

La mejor manera de detectarla es observando los daños que causa este ácaro y entender como se nutren: al igual que otras plagas anteriores, se alimenta de la savia de las plantas. En este caso, dejan secuelas en forma de puntos amarillos en las hojas que se van ampliando y generando manchas amarillas-marrones.


Remedio:

  • Jabón potásico: una vez identificamos esta plaga, por lo dificil que es eliminarla, aconsejo pasar directamente al jabón potásico. Seguir las instrucciones indicadas en el envase.

  • En combinación con el jabón potásico, es popular el uso del aceite de karanja para ayudar a fortalecer las defensas de la planta. Lo cierto es que todo fertilizante líquido, en particular aquellos ricos en molibdeno, boro, magnesio y azufre, le aportarán lo necesario a la planta para ayudarla a fortalecer sus defensas naturales ante la mayoría de insectos.

  • Acompañar también de aplicación de purín de ortigas


Hormigas

No suelen, pero pueden ser problemáticas en el huerto, sobre todo cuando se empiezan a encargar de cultivar pulgones. También depende de la especie de hormiga en particular. Cuando nuestras plantas están muy debilitadas, pueden ser susceptibles al ataque directo de ciertas hormigas. La razón principal por la que incluyo las hormigas en esta lista es para subrayar que no suelen ser un problema, así que no hay que eliminarlas por defecto. Dicho esto, si observamos con claridad que están consumiendo nuestras plantas, hay muchas formas de ocuparse del problema:


Remedios:

  • Ya que no buscamos necesariamente eliminarlas sino repelerlas o moverlas de sitio, en sus recorridos problemáticos, podemos esparcir: clavos de olor, pimienta cayena, aceite esencial de cítricos, o de menta, zumo de limón, canela o café molido. Ninguna de estas son letalmente infalibles, pero ayudarán

  • Cuando el problema es grave, recurro a este anti-hormigas


Babosas y caracoles

No suelen ser un problema grave en verano, pero si que ocupan aquellos huertos en zonas que no sufren de calor extremo y que tienen parte de sombra. En algún huerto de Madrid, veo caracoles hasta en agosto. Recordemos que suelen salir por la noche y que van a por las hojas más tiernas: planteles jóvenes y vegetales de hoja como la lechuga, espinaca, acelga...


Remedios:

  • A mano, a veces es suficiente si podemos salir al huerto por la noche

  • Mi barrera favorita es el cobre. Este causa una reacción electroquímica con el cuerpo de la babosa/caracol, que lo impide arrastrarse por la superficie de este material. Son populares las cintas de cobre, que se colocan muy fácilmente en macetas o bancales de madera. Su eficacia es muy alta aunque no del 100% en todos los casos. Cuanto más ancha la cinta, mejor. Otra opción es usar varillas de cobre y colocarlas al rededor de los bancales de forma que los caracoles tengan que escalar la varilla. Funciona muy bien también.

  • Otras barrera son la ceniza, la harina, el serrín o las virutas de madera. Colocarlas al rededor de nuestras plantas y en los pasillos del huerto seguro que reducirá los problemas de babosas

  • Son famosas las ​​trampas de cerveza aunque yo nunca las he usado porque la cerveza no forma parte de mi vida (si, es posible). Consisten en colocar un recipiente de boca ancha con cerveza al nivel del suelo. Las babosas y los caracoles se sienten atraídos por la cerveza para beberla y mueren ahogados en la trampa. No soy un gran fan de este final ¡Imagino que se puede poner poquita cerveza para que no se ahoguen!

  • Como último recurso, se puede usar el ferramol, altamente eficaz pero también letal, y su inocuidad se puede poner en duda, debido a su contenido en EDTA. Yo lo he usado una vez donde no cabía otra opción por razones varias, y las babosas estaban acabando con todos los planteles en una zona con sombra.



Oídio

El oídio es una enfermedad causada por un hongo, muy común en los cultivos de verano, sobretodo en los meses de agosto y septiembre. Es fácil de reconocer: se deposita en las hojas mostrando su color blanco. Empieza como puntos aislados pero se puede esparcir rápidamente. Es particularmente común en las cucurbitáceas (pepinos, melones, calabazas etc).


Remedio:

  • Extracto de cola de caballo, casero o comercial (yo uso el comercial). Desde mi punto de vista, este es el mejor remedio ya que es totalmente natural, actúa directamente sobre el hongo, siendo tóxico para este, y a la vez fortalece la planta

  • Son populares los remedios que incluyen bicarbonato y leche para lidiar con problemas de hongos, y, aunque son valiosos por su bajo coste, yo aconsejaría prescindir de su uso a ser posible, ya que alteran drásticamente el pH del medio en el que se aplican, siendo más agresivos para la planta y el suelo que la cola de caballo

Mildiu

El mildiu es también causado por un hongo, pero se presenta de forma distinta. Este, presenta manchas amarillas-aceitosas que pueden acabar en secar las hojas por completo. Por esto, es menos obvio que el oídio, ya que se puede confundir con otras cosas. Aparece en condiciones parecidas al oídio


Remedio:

  • Extracto de cola de caballo, casero o comercial (yo uso el comercial). Desde mi punto de vista, este es el mejor remedio ya que es totalmente natural, actúa directamente sobre el hongo, siendo tóxico para este, y a la vez fortalece la planta

Roya

Otra enfermedad de origen fúngico que presenta algo de similaridad con el mildiu pero sus manchas tienden a quedarse aisladas más tiempo y a tener un color más claro (anaranjado)


Remedios:

  • Extracto de cola de caballo, casero o comercial (yo uso el comercial). Desde mi punto de vista, este es el mejor remedio ya que es totalmente natural, actúa directamente sobre el hongo, siendo tóxico para este, y a la vez fortalece la planta


¡Espero que te haya sido de utilidad esta guía rápida salva-cultivos!


Si te interesa recibir consejos de este tipo para mantener tu huerto al día, te invito a que te apuntes al "club del huerto". Recibirás un e-mail al mes con los consejos relevantes para cada momento del año. Totalmente gratuito.


¡Feliz cosecha!


- Miguel

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo